Comidas de verano saludables para cuerpo y mente

Descargar GRATIS el Recetario Energético

comidas de verano saludables

¿Quieres mantener una vida saludable durante el verano? Si bien las rutinas cambian y la tendencia es comer más en la calle, saltarnos comidas, acostarnos tarde y comer en exceso, alimentarse sano en verano y mantenerse en el mismo peso si es posible, siempre que te lo propongas.

Hoy en este post te daré algunos tips de alimentación saludable que te ayudarán a equilibrar tu dieta y lograr que tus comidas de verano sean saludables, pero sin obsesionarse. ¿Lo hacemos juntos? ¡Comenzamos!

¿Cómo comer sano en verano?

Lo primero que debes saber es que las necesidades de nuestro cuerpo varían de acuerdo al clima, no es lo mismo nuestros requerimientos energéticos durante el invierno que en el verano. En los meses más calurosos del año, nuestro cuerpo se esfuerza por mantenerse frío y ese consumo de energía, aunado a las altas temperaturas, puede hacernos más perezosos y ocasionar cambios en nuestro cuerpo.

Las comidas saludables en verano deben nutrirnos e hidratarnos, por ello las recetas frescas y ligeras, deben tener el protagonismo en nuestra dieta, cada vez que se pueda. Estos trucos de ayudarán a comer sano:

Bebe agua: a causa del calor, la tendencia en verano es que nos deshidratemos más rápido. Beber agua antes de sentir sed, es fundamental para mantenernos hidratados.

Evita el consumo de refrescos y alcohol: es falso que las bebidas azucaradas y el alcohol quitan la sed, lo que sí hacen es aumentar nuestro consumo de calorías. El alcohol también pone a trabajar nuestro hígado en exceso.

Consume verduras al vapor y no a la plancha: esta es la forma más adecuada de cocinar las verduras, porque conserva la frescura más y las vitaminas.

Incorpora las ensaladas en tu dieta: son platos saludables e imprescindibles durante el verano, pero no abuses de las verduras crudas para que no sufras problemas de digestión. Puedes agregarle a tus ensaladas legumbres, pasta, arroz y verduras cocidas para equilibrar aún más tus recetas de comida sana.

No olvides las legumbres o los frutos secos: intenta comerlas por lo menos 2 veces a la semana en cremas, paté, hummus  o en ensaladas, son ricas en proteína vegetal. Tienes algún paté en mi recetario. Puedes añadir almendras o alguna avellana a tus ensaladas.

Come pescado: si no eres vegano o vegetariano, el verano es ideal para aumentar tu consumo de pescado y comer cero carnes rojas, que te aportarán demasiada grasa y calor corporal.

Las frutas de temporada: te aportarán fibra, vitaminas y minerales, azúcares naturales y agua,  que ayudarán a tu cuerpo a hidratarse y a depurar excesos, a  sin embargo, no te excedas, con 3 piezas al día es más que suficiente, y sólo durante el verano. Las frutas contienen azúcar y esto puede ocasionar que aumentes de peso o te debilites por falta de minerales si te excedes o las consumes en grandes cantidades cuando el clima es muy frío.

recetas saludables

Las mejores recetas de verano saludables

Estas recetas saludables que te recomiendo te vendrán como anillo al dedo, son ligeras y fáciles de preparar. Son comidas frescas donde quiera que te encuentres.

Ensalada de lentejas: ¿quieres preparar una comida saludable que te llene de energía? Las ensaladas de legumbres cocidas son una gran opción, porque también las puedes combinar con otras verduras. Alíñalas con aceite de oliva, unas gotas de limón y sal marina. Con zanahoria rallada, aceitunas y nueces.

Ensaladas de garbanzos con espinacas: esta ensalada también combina legumbres y verduras, las espinacas baby le van de maravilla y unos tomatitos cherry, como excepción.

Ensalada de remolacha y frutos secos: esta es una de esas recetas de verano saludables que no puede faltar en tu dieta. Sólo necesitas mezclar canónigos, remolacha cocida en tiras, nueces o pistachos, manzana, granada con un poco de zumo de limón, cilantro y aceite de oliva.

Ensalada de pasta integral, maíz, pepino y olivas negras: esta ensalada es perfecta, cuando de comida saludable se trata. Es ideal para veganos y al llevar pasta, que es un hidrato de carbono de absorción lenta, es una receta que contribuirá a mantener tu energía equilibrada.

Crema fría de pepino y aguacate: si lo tuyo son las comidas fáciles y sanas, esta crema fría preparada a base de pepino y aguacate te proveerá de calcio y grasas sanas. Si no eres vegano o vegetariano, puedes agregar salmón ahumado.

Salmorejo macrobiótico: para preparar este salmorejo sólo necesitas mezclar bien zanahoria, remolacha, cebolla picada, un poco de vinagre de umeboshi, sustituimos el tomate por la zanahoria con la cebollita y la remolacha, con el umeboshi o un poco de vinagre de manzana el sabor será similar, puedes añadir  pepino en cuadraditos, por encima, como topping,  quien quiera opcional puedes agregar ajo, limón, aceite de oliva y sal. Es una de esas comidas ligeras de verano que contribuirá a alcalinizar el PH de tu cuerpo.

Gazpacho de sandía: ¿tienes debilidad por las recetas sanas y rápidas de sabor agridulce? Este gazpacho se prepara con sandía, manzana verde, aceite de oliva, vinagre, sal y un poco de agua. ¡Una delicia!

Garbanzos tostados con aguacate y huevo: esta comida saludable es muy sencilla y podrás comerla como plato fuerte. Es un bowl que reúne garbanzos tostados, aguacate, tomate y huevo con un aderezo a base de limón, aceite de oliva, sal y pimienta. Recomiendo comer huevos sólo una vez a la semana.

Tacos de lechuga con lentejas: comer sano es posible gracias a recetas saludables como estos tacos que podrás preparar para la comida o la cena. Sustituye la tortilla de maíz por una hoja de lechuga y rellénala con lentejas secas, tomate, cebolla, aguacate aderezados con cilantro, limón, aceite de oliva y sal.

Aprende a comer sano en vacaciones

Comer sano en verano es posible pero lo más importante es que no te obsesiones con ello, cuando estamos de vacaciones tenemos que aprender a disfrutar, la rigidez lo único que ocasionará, es que pensemos de una manera tóxica y mental, lo cual no te hace bien ni a ti, ni a tus acompañantes.

¿Quieres mantener lo más posible tu PH alcalino y tu dieta equilibrada? Estos son los tips de alimentación saludable que yo pongo en práctica cuando estoy de vacaciones.

  • Si estás en un restaurante, trata siempre de pedir una pasta o arroz con verduras cocidas. No elimines los hidratos de carbono de asimilación prolongada de tu dieta, si lo haces desequilibrarás tu nivel de energía. Las legumbres siempre son una buena opción.
  • Si hace mucho calor puedes comer ensaladas y alguna crema caliente, si solo comes verduras crudas y frutas perderás la energía equilibrada que te aportan los cereales. Evita los pimientos verdes y las berenjenas.
  • Si no puedes dejar las carnes, come pescado dos veces por semana.
  • Evita los postres, los refrescos, el alcohol y el exceso de frutas para reducir el consumo de azúcar.
  • Lleva contigo unos sobres de sopa miso y tómala en la noche si te notas muy cansado. Esto te ayudará a limpiar tu organismo de condimentos, lácteos o azúcares.
  • Dos pastillas de Umebol después de las comidas, ayudará a limpiar tu hígado, producir más bilis, procesar las grasas y alcalinizar tu alimentación.
  • Viaja siempre con té verde bancha y tómalo caliente o fresquito, te ayudará a reducir el colesterol y mejorar el metabolismo, entre otras cosas.
  • No te obsesiones con la comida, aprende a ser abierto y a disfrutar de cada momento.

Si quieres más comidas de verano saludables y te interesa conocer un poco más sobre la dieta macrobiótica, te invito a que descargues este recetario de alimentación energética que he preparado. ¡Es gratis!

En él encontrarás recetas ligeras de verano exquisitas que te ayudarán a equilibrar el hígado, el estómago, el bazo y el páncreas a través de comidas sanas y rápidas.

Experimenta los efectos que tiene el cambio de la alimentación en nuestro estado de ánimo y salud física. ¡Te aseguro que te convertirás en una persona distinta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *