¿Cómo limpiar el hígado? Guía completa

Descarga GRATIS recetas saludables en el RECETARIO MACROBIÓTICO

como limpiar el higado

¿Quieres llevar una vida equilibrada y llena de energía, en la que reine la capacidad de transformación y el optimismo? Entonces, es fundamental que tu hígado esté sano.

Si no sabes cómo limpiar el hígado, en este post te doy consejos para depurarlo, para cuidarlo durante todo el año y para evitar hábitos que le pueden generar tensiones.

En el vídeo, te doy más consejos sobre los alimentos que debes evitar o consumir para limpiar el hígado de forma natural.

Ponte manos a la obra con tu hígado y verás cómo sube tu nivel de energía, tu estado de ánimo y comienzas a sentirte en paz contigo misma. ¡Da la bienvenida a un nuevo cambio en tu vida!

¿Por qué es importante depurar tu hígado?

Uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo es el hígado, ya que es el encargado, junto con los riñones, de limpiar el organismo, eliminando toxinas, desechos metabólicos y exceso de grasas y de sales minerales. También se encarga de alcalinizar nuestro cuerpo así que, cuando no funciona bien, pueden aparecer algunos desajustes:

  • Aumento de los niveles de acidez.
  • Mala digestión.
  • Baja absorción de grasas, con lo que se acumulan.
  • Falta de vitaminas y proteínas.

El hígado es el responsable de fabricar sangre, pero también ayuda a que se produzcan otras tareas importantes:

  • Ayuda al metabolismo de grasas y proteínas.
  • Gestiona algunas hormonas.
  • Regula los niveles y el flujo de diversas vitaminas, y de sustancias como el colesterol, gracias a la bilis.
  • Almacena glucosa, en forma de glucógeno.

En definitiva, si lo que deseas es mantenerte joven y saludable, el secreto mejor guardado es cuidar tu hígado.

Según la medicina tradicional china y la macrobiótica, el hígado está asociado a la energía de la madera. Durante la primavera, y debido al incremento de luz solar y temperatura, el hígado aumenta la cantidad de sangre en nuestro cuerpo. Esto aumenta la energía vital, activa el metabolismo basal y elimina las toxinas, sales minerales y grasas acumuladas durante el invierno.

Consumir alimentos buenos para el hígado durante la primavera es vital para eliminar estos excesos. Si te encuentras en una zona con solo dos estaciones, el hígado realiza esta función depurativa por las mañanas y en los días de mayor luz solar. Y también en los cambios de una estación a otra. Aún así, es recomendable equilibrar y cuidar el hígado durante todo el año. Dándole sus sabores y alimentos favoritos.

alimentos buenos para el higado

¿Cómo saber si tu hígado necesita una limpieza hepática?

Un hígado sano tiene la capacidad de transformar nuestro organismo, pero lamentablemente es un órgano que se sobrecarga con facilidad.

Desintoxicar nuestro hígado es esencial no solo para prevenir problemas de salud y molestias, sino también para evitar la irascibilidad y los cambios de humor, ya que este órgano, junto con el páncreas, son en parte responsables de nuestra estabilidad y coherencia emocional.

Estas son las señales que pueden advertirte de que necesitas una limpieza de hígado:

    • Trastornos digestivos. Gastritis, reflujo, malas digestiones.
    • Dolores de cabeza.
    • Colon irritable.
    • Vientre inflamado.
    • Desequilibrios hormonales.
    • Contracciones musculares.
    • Rigidez en las articulaciones.
    • Problemas con la vesícula biliar.
    • Obesidad.
    • Celulitis y piel de naranja.
    • Vómitos, vértigos o náuseas.
    • Retención de líquidos.
    • Problemas en la piel: acné, manchas, comezón, ojeras.
    • Transpiración excesiva.
    • Sequedad en los ojos.
    • Exceso de mucosidad.
    • Alergias.
    • Mal aliento crónico.
    • Agotamiento.
    • Problemas para dormir o relajarte.
    • Irascibilidad o rabia frecuente.
    • Envejecimiento prematuro.
    • Cambios de humor.
    • Conjuntivitis.
    • Estreñimiento.

A las personas con el hígado muy sobrecargado o tenso les cuestan los cambios, se apegan al pasado, son rígidos, impacientes, agresivos y malhumorados.

Si quieres tener más flexibilidad en tu vida, más capacidad de cambio y emprendimiento al más alto nivel, debes comenzar a limpiar tu hígado.

Si por un casual tu elemento del ki, es madera, entonces el hígado y la vesícula, son tud órgano y víscera principales, en este caso, te conviene aprender a mantenerlos sanos. Para conocer cual es tu número de ki. Te dejo un ejercicio sencillo aquí. Calcula tu número Ki descargando esta guía completa y sabrás cómo hacerlo. ¡Es gratuita!

Alimentos para limpiar el hígado de forma natural

¿Quieres saber cómo depurar y ayudar a tu hígado? Comienza a consumir estos alimentos estrella que te ayudarán a realizar una limpieza hepática natural durante todo el año:

Cebada

Este cereal integral evita la acumulación de las grasas y es rico en vitaminas del grupo A, B y ácido fólico. Se puede cocinar en sopas, hervir, saltear o tomar en crema.

Manzana

Contiene ácido málico, en especial la manzana verde, que ayuda a tonificar el hígado y a limpiarlo de piedras de bilis. Lo relaja y ayuda a producir una mayor cantidad de esta sustancia.

Limón

Al hígado, por lo general, le gusta el sabor ácido, por lo que el limón es un alimento más que recomendable. También ayuda a relajarlo y a mejorar su funcionamiento.

Germinados

Son ricos en vitaminas A, B, C, E, K, niacina, enzimas digestivas, hidratos de carbono y proteínas de fácil asimilación.

Contienen clorofila que ayuda a oxigenar la sangre y a refrescar el hígado. También son antioxidantes.

Te recomiendo que consumas, al menos, un puñado de germinados crudos al día.

 

depurar higado

Hojas verdes

Son ricas en vitaminas A, B, C, E, K, niacina, enzimas digestivas, pero sobre todo contienen calcio, hierro, y clorofila, la clorofila, verde de las hojas verdes, ayudan a limpiar la sangre y purificarla, por lo que al hígado le favorecen muchísimo. Conviene consumir pequeñas cantidades a diario, especialmente en verano o primavera, y en invierno, dos o tres veces por semana.

Ayudan al hígado porque son ricas en clorofila y sus fibras contribuyen a la limpieza del intestino. Se deben consumir al vapor. Los mejores ejemplos de hojas verdes para mejorar la salud de tu hígado son:

  • Rúcula.
  • Espinacas.
  • Brócoli hervido o al vapor.
  • Coles.
  • Judías verdes.
  • Acelgas.
  • Berros.

Verde de cebada o verde de trigo

Este polvo proviene de las espigas jóvenes de la cebada o del trigo. Aporta clorofila y ayuda a la depuración hepática y de la sangre. Tómalo por la mañana y mézclalo con zumo de manzana y zanahoria para disimular su sabor.

"Alimentos" a evitar...algunos de estos productos no los considero "alimentos" sino "comestibles"

La ingesta de estos alimentos puede perjudicar con el tiempo las funciones hepáticas, por lo que te recomiendo evitar o reducir su consumo. Si un día los tomas, es importante que sepas cómo equilibrar tu alimentación para que tu hígado no se sature:

  • Proteína animal.
  • Sal o snack salados.
  • Berenjenas, tomates y pimientos verdes.
  • Alcohol.
  • Café
  • Azúcar.
  • Químicos y medicamentos.
  • Alimentos procesados con conservantes y saborizantes.

Aunque no se trate de un alimento, el tabaco es otra de las sustancias que son muy perjudiciales para el hígado.

Ejemplo de dieta para la depuración hepática

Lo mejor que puedes hacer para desintoxicar el hígado es incluir en tu dieta los alimentos estrella que te he recomendado. El hígado tiene una gran capacidad de regeneración y, cuando se le ayuda a través de una nutrición adecuada, tiende a mejorar, incluso si se trata de un hígado graso.

Bajar el consumo de sal, las grasas, la proteína animal y evitar los alimentos que contraen, secan, crean rigidez, inflaman y debilitan al hígado es la mejor depuración hepática que hay. Realiza estas recomendaciones durante todo el año y notarás los cambios enseguida.

Si necesitas una dieta para el hígado graso o realizar una limpieza, te recomiendo que, durante dos o tres días, pruebes este ejemplo de dieta:

  • Desayuna una bebida dulce (te enseño a prepararla en este vídeo).
  • Come verduras verdes al vapor con limón.
  • Cena cereales integrales hervidos, como la cebada.

Con esta dieta baja en nutrientes, por unos tres o cuatro días le darás un descanso a tu hígado.

Otra recomendación que te hago es que prepares un caldo con apio, cebollino y puerros. Tómalo caliente durante varios días. Si te gusta el limón, puedes agregar un poco. Para prepararlo, sólo necesitarás hervir las verduras en agua durante 15 minutos y estará listo para tomar.

¿Estás buscando una dieta para que tu hígado esté mejor?  La macrobiótica te ayudará a desintoxicar tu cuerpo y tu mente a través de una alimentación más equilibrada.

Si quieres experimentar los cambios que la macrobiótica produjo en mi vida hace más de 15 años, te propongo que descargues este recetario energético. Es gratis y te aseguro que, si lo pones en práctica, te sentirás mucho más relajada o relajado y feliz. ¡100% recomendable!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *