Todos los beneficios de la dieta macrobiótica. ¡Un caso real!

Todos los beneficios de la dieta macrobiótica. ¡Un caso real!

Descargar GRATIS el Recetario Energético

dieta macrobiotica beneficios

Aunque muchos habrán escuchado alguna vez sobre la dieta macrobiótica, es importante saber que, más que una forma de comer, la macrobiótica es una filosofía de alimentación y espiritualidad, que permite que quienes la practiquen mejoren su salud y, en consecuencia, su calidad de vida.

La palabra macrobiótica se origina del griego makros que significa grande, y de biotikos, que significa estudio de los seres vivientes. ¿Cuál es la finalidad de esta dieta? Que vivamos a lo grande, sacando el mayor potencial de nuestra vida, pero en equilibrio con nosotros mismos y con la naturaleza que nos rodea.

¿Quieres conocer sobre la dieta macrobiótica y sus beneficios? En este post te ayudaré a entender un poco más sobre esta disciplina que puede ayudarte a darle un vuelco a tu vida.

¿Qué es la dieta macrobiótica?

La dieta macrobiótica fue creada hace más de 6 décadas por el japonés Georges Ohsawa, inspirado en la forma de alimentación ancestral y en la medicina oriental. Se fundamenta en un conjunto de normas y consejos con el objetivo de lograr una vida saludable y duradera, por medio de una alimentación sana, equilibrada y nutritiva.

La comida macrobiótica se prepara con alimentos integrales, naturales y en armonía con las estaciones, así como cambia la naturaleza y nuestros niveles de actividad, también debe cambiar nuestra dieta.

La dieta macrobiótica se basa en la energía de los alimentos y en los principios del Yin y el Yang. Si ambos están en equilibrio, nuestra salud estará en completa armonía y esto se manifestará en el logro del bienestar físico y emocional. Estas dos fuerzas complementarias se transforman en cinco actividades elementales: madera, fuego, tierra, metal y agua.

Todos los alimentos tienen una cualidad más yang o más yin. Los alimentos con cualidades Yang suelen ser contractivos y compactos, densos, pesados y calientes, mientras que los Yin son expansivos, ligeros, fríos y difusos.

Hay diferentes tipos de dietas macrobióticas, George Osawa distinguía siete dietas diferenciadas: las que reducen los alimentos de origen animal y las que los eliminan por completo y se acercan más al veganismo. Sin embargo, uno de los principios de la macrobiótica es adaptar siempre la alimentación al día a día de la persona y a sus características peculiares y únicas.

Lo que sí es común en la macrobiótica es que no es aconsejado el consumo de alimentos procesados o de origen industrial, como azúcares, harinas, precocinados, congelados, se limita también el uso de grasas animales, carnes rojas, productos lácteos, frutas tropicales, (salvo en el trópico), se procura reducir el abastecimiento con alimentos cultivados con abonos químicos, alimentos con conservantes y colorantes y ciertas hortalizas como tomates, berenjenas y patatas. Por contener alta cantidad de "solanina".

Malos hábitos cuando no seguimos una dieta macrobiótica

Cuando formas parte de un dieta que no es macrobiótica y te preguntas por qué no te sientes bien o no estás consiguiendo tus objetivos, es posible que necesites saber que estamos construyendo malos hábitos, donde:

  • No escuchamos a nuestro cuerpo.
  • No lo miramos con amor.
  • Comemos según modas: fruta, semillas, leches vegetales. Sin plantearnos cómo equilibrar.
  • Anulamos y desterramos las emociones.
  • Nos alimentamos de alimentos sin enzimas.
  • No consumimos la suficiente fibra.
  • Obviamos la parte emocional individual al crear nuestra vida y nuestra dieta.
  • No respetamos el equilibrio estacional.
  • No respetamos la proporción ideal entre los principales macronutrientes, abusamos de carbohidratos, o de proteínas o de grasas.

Es por ello que, seguir correctamente el modelo de dieta macrobiótica, supone un equilibrio físico y mental que se consigue a través del consumo inteligente de ciertos alimentos, consistente principalmente en cereales integrales, vegetales, legumbres o semillas. Y minimizar la ingesta de otros alimentos nocivos de forma suave, progresiva pero exitosa. Gracias a un equilibrio perfecto de sabores, energías, nutrientes, y un profundo "conocimiento emocional"de nosotros mismos.

Alimentos macrobióticos

En una dieta macrobiótica, las comidas deben contener diariamente: Las proporciones son orientativas y van cambiando:

  • Cereales integrales: 50 - 60%.
  • Vegetales y hortalizas: 25%.
  • Legumbres y algas: entre 5 y 10%.
  • Sopas y semillas: hasta 5%.

Estos son parte de los alimentos más utilizados en la comida macrobiótica, aunque se pueden adaptar a tu zona:

  • Tofu
  • Tempeh
  • Seitán
  • Miso
  • Arroz integral
  • Trigo
  • Avena
  • Cebada
  • Cuscús
  • Centeno
  • Trigo sarraceno
  • Maíz
  • Tekka
  • Gomasio
  • Natto
  • Umeboshi
  • Tahini o tahina
  • Tamari
  • Shoyu
  • Algas
  • Amasake de arroz integral, miso o avena
  • Melaza de arroz
  • Sirope de agave
  • Azuki
  • Té Kukicha
  • Té Bancha
  • Té Hojicha
  • Té Mu
dieta macrobiotica

Beneficios de la dieta macrobiótica

La dieta macrobiótica tiene muchos beneficios, entre los más destacados encontramos:

  • Aumento de la energía, fuerza y vitalidad.
  • Regula el tránsito intestinal, evitando el estreñimiento, gracias a su alto consumo de fibra.
  • Mejora nuestro PH reduciendo el nivel de acidez.
  • Estabiliza el peso corporal.
  • Regulariza el nivel de glucosa en la sangre.
  • Sentirás mayor tranquilidad, ya que esta dieta reduce considerablemente el mal llamado estrés crónico.
  • Obtendrás autoconocimiento y paz interior.
  • Mejora la calidad del sueño.
  • Genera claridad de pensamientos.
  • Aumenta la libido y el placer sexual.
  • Disminuye el estrés y las preocupaciones.
  • Aumento de autoestima.
  • Aumento de tu control e inteligencia emocional.

Te puedo asegurar de todos estos beneficios porque los he comprobado sobre mí misma. Te explico en detalle cómo la dieta macrobiótica ha cambiado mi vida y he vuelto a quererme, consiguiendo la transformación definitiva para estar en paz en cuerpo y alma.

Cómo ha cambiado mi vida la comida macrobiótica

Si hay una persona que te puede hablar con claridad sobre los cambios que produjo la dieta macrobiótica en su vida, esa soy yo.

Hace varios años me encontraba estancada y perdida. Sufría de fibromialgia, colon irritable, migrañas, artrosis y cansancio crónico. Pero gracias a la macrobiótica y a un profundo proceso de transformación integral, logré cambiar mi vida y ya no padezco de estas dolencias.

Desde entonces, llevo más de 15 años trabajando como consultora macrobiótica, escritora y conferencista internacional. También soy formadora de medicina tradicional china, coach de alto impacto, terapeuta transpersonal y la creadora del máster en alimentación consciente y macrobiótica.

También soy la creadora del Método 5D, una terapia que integra todas las dimensiones de tu vida: el cuerpo físico, la mente, el inconsciente, las emociones y el alma. Soy una prueba viviente de que, cuando estas cinco dimensiones están alineadas, tu alma brilla y logras encontrar tu lugar en el mundo.

¿Es posible transformarse de forma definitiva? ¡Por supuesto que sí! Y la macrobiótica forma parte de ese camino. Será el primer pilar de tu nuevo camino.

Aprende a cuidarte con mi recetario energético

Ahora que ya sabes que a través de la alimentación macrobiótica puedes cambiar tu vida y elevar tu vibración, ¿estarías dispuesto a iniciarte en esta dieta y así comenzar a experimentar sus beneficios?

Con este recetario energético que he preparado como regalo podrás hacerlo. Incluye recetas saludables para desayunos, comidas y meriendas con las que aprenderás a usar los cereales integrales y alimentos macrobióticos como las algas, miso, shoyu, tofu y los fermentados, entre otros.

Si por otro lado quieres absorber todos los conocimientos necesarios para entender la macrobiótica y aprender a cuidarte, también tienes a tu disposición mi Máster en Alimentación Energética y Macrobiótica.

¿Quieres centrarte, desvelar tu mejor versión, mejorar la calidad de tu sueño, eliminar tensiones y elevar tu vibración y tu energía positiva? Descarga mi recetario macrobiótico gratuito, incorpora poco a poco las nuevas recetas y vive los cambios que yo misma experimenté. Comenzarás a sentirte mucho mejor. ¡Te lo aseguro!

2 comentarios en “Todos los beneficios de la dieta macrobiótica. ¡Un caso real!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *