La dieta perfecta para la candidiasis intestinal

Descarga GRATIS recetas saludables en el RECETARIO MACROBIÓTICO

dieta candidiasis intestinal

¿Sabes qué es la candidiasis intestinal? La candidiasis es una infección producida por la cándida albicans, un hongo de la familia cándida, que reside en el intestino delgado.

Su función es mantener el equilibrio intestinal, pero cuando la armonía en nuestro organismo se pierde, la candidiasis intestinal surge provocando un crecimiento excesivo de esta levadura. El agotamiento, mal aliento, desequilibrio hormonal, aumento de peso, dolor de cabeza, mala memoria, dolores articulares, problemas digestivos, depresión, caída del cabello, gases, hinchazón, entre muchos otros, son algunos de los síntomas asociados a la candidiasis.

A través de la alimentación macrobiótica es la mejor forma de evitarla y prevenirla, ya que estas tiene muchos beneficios. Por ello, te enseñaré a lidiar con la candidiasis intestinal gracias a una dieta consciente y equilibrada. ¿Comenzamos?

¿Cómo eliminar la candidiasis intestinal con la dieta?

No sólo cambiar la alimentación es importante para detener y prevenir el sobrecrecimiento de la cándida, también es fundamental un cambio en la actitud porque enfrentarla puede tomarse su tiempo.

Eliminar la candidiasis intestinal con la dieta no es algo que deberías hacer solo. Por eso puedes contactar conmigo para que te aconseje sobre cómo prevenir la cándida con la alimentación macrobiótica. Sin duda, lo mejor es prevenirla con una dieta adecuada.

Para tratar la candidiasis intestinal se requiere una alimentación específica capaz de restablecer la flora intestinal. Además, ya que la cándida es un exceso de Yin en el cuerpo, habrá que balancear este exceso con una alimentación adecuada.

Alimentos con fermentos yang que ayudan a combatir la candidiasis

Con respecto a los alimentos fermentados, existen dos tipos de ellos, los fermentados yin como Kombucha, yogures, kefir, melazas, vinagres o vinos que deberían evitarse, ya que harían aún peor el problema de las cándidas. Mientras que los fermentados yang si pueden ser usados, aunque no los recomiendo en las primeras semanas. Lo mejor es hacer una dieta secante, y yang, rica en minerales y eliminar primero alimentos húmedos y dulces. Durante unas semanas, para después introducir fermentados yang, y alimentos prebióticos que regeneren la flora intestinal poco a poco.

Estos son los fermentados yang para la candidiasis que puedes usar en una dieta que busque prevenirla:

Estos son los alimentos que no te pueden faltar para la candidiasis en una dieta que busque combatirla:

  • Cereales integrales.
  • Pescado y proteínas ecológicas.
  • Orégano.
  • Limón.
  • Verduras verdes.

Todos estos tienen algo en común, y es que tienen fermentos  o fibra que nos ayudarán a que nuestro intestino asimile mejor los alimentos que consumimos, y que se limpie de residuos y bacterias rápidamente, de forma que combatiremos de forma efectiva la candidiasis intestinal. Mejorando nuestra flora beneficiosa.

Alimentos a evitar

Estos son los alimentos que no debes consumir durante el tratamiento de la candidiasis:

  • Azúcares refinados, edulcorantes artificiales y edulcorantes naturales.
  • Levaduras de ningún tipo.
  • Alcohol y cerveza. Es casi levadura.
  • Cafeína y té.
  • Harinas refinadas y bollería (no se debe consumir levadura).
  • Quesos y lácteos de origen animal.
  • Refrescos y bebidas energéticas.
  • Embutidos y carnes curadas o tratadas con antibióticos.
  • Helados.
  • Pan de molde.
  • Batidos crudos y frutas crudas y dulces.
  • Hongos y setas.
candidiasis

Tu dieta para combatir la candidiasis intestinal paso a paso

Tratar la candidiasis intestinal es importante porque, cuando la población de candida albicans se descontrola, esta debilita la pared intestinal, penetra en la sangre y libera toxinas por todo el organismo que afectan al sistema inmunológico, tejidos y órganos del cuerpo.

Una vez que la candidiasis intestinal ha sido detectada por alguna prueba personalizada, lo recomendable es iniciar un tratamiento. Te aconsejo que lo realices en estas tres etapas:

Limpieza

Aquí no hay que seguir una dieta estricta, ya que la persona termina muy delgada, limitada, y debilitada, pero sí hay que reducir totalmente el consumo de azúcar y dulces, y aumentar las proteínas y minerales en la dieta. Esto es darle una carga yang a tu alimentación durante unos meses. Mira aquí si lo deseas qué son alimentos yin o yang. También es recomendable ingerir mucha verdura con fibra y suficiente agua que ayuden a limpiar el colon y eliminar las colonias de cándidas más rápido.

Muy importante durante este tiempo es reducir las cosas húmedas, es muy bueno tomar alimentos secantes, por ejemplo el mijo o el arroz, cocinados de forma más seca, el gomasio, alcachofas con limón, espárragos trigueros con limón, etc. Ya que las cándidas viven en entornos húmedos. Se recomienda cambiar el cepillo de dientes, y tomar el sol, dejar que entre la luz en la casa, no estar en entornos húmedos como bosques, piscinas o playas, saunas, gimnasios. Aunque normalmente no recomiendo las tortitas de arroz, para esta condición si son buenas, ya que secan el intestino.

Y cómo no, durante esta época lo importante es reducir la ingesta de alimentos dulces y glucosa, para lo cual, es mejor evitar las patatas, por ejemplo. Habrá que añadir a la dieta diaria suficientes cereales integrales en grano, como arroz, trigo sarraceno, mijo, etc, ya que sino será imposible que no te apetezca algo dulce. La manzana asada será una alternativa ideal para estos momentos.

Ninguno de los alimentos a evitar que te mencioné con anterioridad pueden estar incluidos; recuerda que esta es una fase de limpieza.

Tratamiento

En esta etapa se trata de hacer pasar hambre a la cándida mientras nutrimos nuestro organismo con una alimentación equilibrada apta para la candidiasis. Puede durar pocas semanas, todo dependerá del nivel de infección por cándida y cómo se haya asumido el tratamiento en general. Aunque si reducimos el azúcar y la humedad, notaremos mejoría en pocas semanas.

Debes eliminar los azúcares añadidos, las harinas, los alimentos procesados y la cafeína. Es recomendable tomar remedios naturales para la candidiasis y alimentos antifúngicos como miso, shoyu, umeboshi y verduras. O las pastillas candiclean, de la marca soria o cualquier otra, de venta en herbolarios a base de orégano.

Los alimentos probióticos como los fermentados también son ideales para combatir la cándida en la ultima fase de esta etapa. Podemos comenzar con añadir miso a las sopas de verduras, o shoyu en las verduras verdes al vapor, shoyu con limón funciona muy bien y es bastante sabroso.

Reintroducción de los alimentos

¿Ya estás libre de cándida? ¡Perfecto! Pero eso no implica que puedas retomar la dieta que llevó a enfermarte, pues echarías todo por la borda.

Los alimentos en esta fase deben introducirse lentamente. En esta primera etapa puedes comer algunas legumbres y frutas bajas en azúcar, como las manzanas verdes y los arándanos rojos y azules. Fresas, ciruelas, albaricoques, frambuesas o cerezas. Si la cándida no vuelve a crecer, puedes seguir reintroduciendo más alimentos. Pero trata de mantener un sano equilibrio entre lo salado y lo dulce. Introduce fibra de calidad, y suficientes cereales para evitar los antojos por dulces y minimiza las levaduras y los azúcares. Consume más minerales, algas, y proteínas a diario.

La dieta macrobiótica, una gran aliada para tu bienestar

Todas estas recomendaciones te serán muy útiles, ya que llevar a cabo una dieta macrobiótica no sólo te ayudará a eliminar la candidiasis, sino que, además, te ayudará a evitarla. Estoy segura que después de cambiar tu alimentación, habrás cambiado tu calidad de vida. Volverás a vivir a lo grande, tal y como lo quiere la misma macrobiótica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *