10 consejos macrobióticos

10 Consejos Macrobióticos

10 consejos macrobioticos - diana lopez iriarte

Hoy quiero hacer un homenaje a todos mis profesores de macrobiótica, porque sé que muchos de ellos lucharon aquí en España, hace más de 30 años, en Portugal, en Boston, en otros países de Europa y el mundo por expandir esta práctica de vivir en equilibrio con el medio ambiente y con nuestro planeta.

En aquella época cuando Ecocentro, en Madrid era un restaurante pequeño, en cuya entrada había un pasillo con unos pocos productos integrales, y algunos libros.

En aquellos momentos, donde encontrar algas, libros de macrobiótica, miso, o cosas orgánicas era una locura. Y ellos eran considerados unos locos. Mientras por otro lado crecía la demanda de productos fabricados procesados y modernos. Y se perdía el norte en cuanto a nutrición tradicional mediterránea.

Francisco Varatojo y Janina Varatojo, del Instituto Macrobiótico de Portugal. Rosa María Casal, Luchi Baranda, Helene Magariños, José María Villagrasa, Rick Vermuten, a todos ellos gracias por esta lucha.

Hoy más que nunca con la pandemia que estamos viviendo se pone de manifiesto, cómo en esta sociedad en que vivimos nos habíamos alejado de la salud, y de la vida en el planeta.

Esta situación y esta crisis global, no es más que la punta de un iceberg que los macrobióticos ya estábamos viendo venir, hace años.

En unos apuntes del año, 2008 de una clase de Francisco Varatojo, decía textualmente que: “...de no tomar consciencia de nuestra responsabilidad con la salud, y de que la verdadera ecología comienza en nuestros intestinos, de no tomar consciencia, todos los países más ricos estarían en una crisis o bancarrota por gastos sanitarios en los próximos 10 años”. Y así está siendo.

Lo que no sospechábamos en aquel momento es que la crisis vendría de mano de un virus, creíamos que sería por los gastos insostenibles por enfermedades producidas por hábitos de alimentación insostenibles para el planeta y para la salud. Tipo cáncer y demás.

Desde la macrobiótica y el sentido común creemos, que cuando un organismo está bien adaptado a su entorno, alimentándose debidamente y llevando unos hábitos que favorezcan su salud, y su vitalidad, la enfermedad no existe. Y cuando hablo de hábitos que favorezcan la salud, no solo me refiero a salud corporal, a deporte y alimentos sanos, si no salud mental, emocional, y a una vida plena, con sentido, en la que uno tenga alegría de vivir.

Ahora con este parón me parece más importante que nunca que aprendamos hábitos saludables y que entendamos, que no hay organización mundial, ni partido político, ni presupuesto, que pueda salvar el pellejo a una especie, en la que el cáncer y las enfermedades degenerativas y nuevas aumentan a ritmo vertiginoso. En la que la mayoría de los recién nacidos lo hacen por cesárea, cada vez más, y en la que el cáncer infantil ha aumentado casi en un 200% en los últimos años.

Solución, volver al sentido común y comprender que sin salud, sin alegría de vivir, sin una correcta integración con el medio ambiente, que nos rodea, no hay prosperidad, riqueza ni economía que se pueda sustentar. Y es que sin salud no hay ni amor, ni alegría, ni riqueza que valga. Entender que es nuestro planeta no es una fábrica de animales comestibles para saciar nuestra falta de escrúpulo a la hora de nutrirnos, sino un ser vivo en equilibrio con sus componentes, agua, animales, y personas.

Aquí os dejo 10 consejos macrobióticos para una larga y gran vida:

1.-Alimenta tu cuerpo con productos naturales de tu zona, en cantidades equilibradas y razonables. Y con aire puro y agua buena.

2.- Haz ejercicio moderado respetando tu cuerpo no lo agotes por parecer de revista, ni lo dejes anquilosarse por falta de movimiento y uso.

3.- Ordena y limpia tu casa, que entre el sol y el aire, tira lo viejo, no acumules, vive con menos cosas. Adelgaza tu carga, tu peso y tu vida.

4.- Limpia tu mente, adaptate a los cambios, aprende, ponte al día. No envejezcas la mente no tiene edad. Cuanto más la usas más rejuvenece. Practica el silencio mental. Medita.

5.- Sueños, duerme bien, escribe tus sueños serán un gps vital, para ayudarte con tus sueños y metas. Sigue tus sueños. No olvides tus sueños.

6.-Limpia tus emociones, haz las paces con tus compañeros de planeta. Evita relaciones tóxicas

7.- Ten hobbies disfruta haz cosas que te hagan feliz cada día. Esto es el propósito de vivir. Los animales nunca lo olvidan.

8.-Aprende cosas nuevas cada día, ponte a prueba, reinvéntate redescubre cada día quién eres. No “cristalices” en alguien aburrido y plastificado en vida. Todo es cambio.

9.- Agradece lo que tienes y siente amor por cada ser vivo, incluido tu mismo. Amar sana.

10: Incluye productos buenos, enzimas, algas, miso, arroz integral. Y mantén un equilibrio entre el yin y el yang en tu vida. Sal y dulce. Reposo y acción. Dar y recibir, ataque y rendición.

Espero que contigo con esta nueva visión y estos consejos tan sencillos de la macrobiótica podamos caminar hacia la salud, y una vida plena en un mundo mejor

Nos vemos.

Diana López Iriarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *